Incontinencia en adultos: Una preocupación creciente para los gobiernos

INCONTINENCIA EN ADULTOS: UNA PREOCUPACIÓN CRECIENTE PARA LOS GOBIERNOS

Debido al aumento de los casos de incontinencia en adultos, los gobiernos de todo el mundo están reconociendo los estragos importantes que esta afección podría causar en los ciudadanos, los sistemas de salud y la economía. Muchos de ellos están tomando medidas para mejorar la atención en el área de la incontinencia, buscando resultados más positivos para el mañana.

Comprendiendo el impacto 

  • Las crecientes necesidades y costos de la atención médica, no solo para atender a los problemas de incontinencia, sino también para tratar las enfermedades o afecciones subyacentes que puedan haber causado la falta de control sobre la vejiga o el intestino.
  • La necesidad de más cuidadores y profesionales de la salud capacitados, estableciendo la educación y el desarrollo de la fuerza laboral como temas primordiales.
  • La sobrepoblación de hospitales y hogares de ancianos, que crea una mayor necesidad de cuidados en el hogar, educación del paciente y capacitación en autocuidados.
  • Preocupaciones en torno a la calidad de vida debido a los sentimientos de vergüenza y humillación a menudo asociados a la afección.

En la actualidad, algunos gobiernos están involucrándose cada vez más en la elaboración de productos para la incontinencia a través de iniciativas colaborativas con fabricantes, profesionales médicos y grupos de defensa. Juntos, están definiendo los niveles de rendimiento y trabajando para mejorar la calidad y la asequibilidad de los productos.

Ayudar a los consumidores a manejar los costos

Hay muchas variables que entran en juego con respecto a la asistencia, los subsidios y los reembolsos estatales para los productos para la incontinencia. Un rápido vistazo a la información del mercado nos muestra que el 80 % de los productos para la incontinencia en adultos se consumen en regiones desarrolladas y más acaudaladas. No es de sorprender que la mayoría de los países, si no todos ellos, que ofrecen algún tipo de sistema de reembolso por los productos absorbentes para la incontinencia en adultos se encuentre en estas regiones. Veamos más de cerca a algunos de ellos:

Estados Unidos

La mayoría de los productos absorbentes para la incontinencia en adultos se vende a los consumidores a través de los canales de venta minorista convencionales, sin necesidad de receta médica y sin asistencias disponibles para el pago. Sin embargo, los adultos con incontinencia que cumplen con los requisitos necesarios para Medicaid tienen la posibilidad de obtener cobertura para un pequeño porcentaje del costo de suministros de higiene desechables para uso en el hogar a través de este programa de salud. Es importante destacar que cada estado individual de los Estados Unidos tiene la potestad de decidir si participa o no en el programa de salud Medicaid.

Reino Unido

Los productos absorbentes para la incontinencia en adultos en el Reino Unido ofrecen reembolso completo o parcial a través del Servicio Nacional de Salud (NHS). Esto le permite al NHS la capacidad única de regular la cantidad y la calidad de los productos absorbentes distribuidos entre los adultos con incontinencia. Además, las personas que cumplen con los requisitos y que utilizan calzoncillos y almohadillas para la incontinencia pueden recibir estos productos sin costo, ya que estos artículos no entran dentro de la responsabilidad del sistema de tarifas para medicamentos del Reino Unido. 

Alemania

Se estima que 1,5 millones de personas en Alemania cuentan con cobertura de seguro y reciben reembolsos a través de los fondos de seguros de salud. Si reducimos este segmento a aquellos que están viviendo con problemas de control de la vejiga o los intestinos, y que están siendo tratados por ello, solo el 0,2 % del gasto total de los seguros de salud se destina a los productos para la incontinencia como las almohadillas, las bragas o los calzoncillos. Estos artículos cubiertos tienden a ser productos de bajo costo que también tienen niveles de rendimiento bajos con respecto a la protección contra derrames y a mantener al usuario seco. 

Australia 

Impulsado por la necesidad de educar al público sobre la incontinencia, el Programa Nacional de Continencia fue introducido por el gobierno australiano para:

  • Concientizar acerca de la afección.
  • Mejorar y promover el acceso a atención de calidad para la incontinencia.
  • Confeccionar la atención de acuerdo con las necesidades de los que padecen la afección.

Junto con el Programa Nacional de Continencia se encuentra el Esquema de Asistencia Económica para la Continencia (CAPS). Este programa gubernamental está diseñado para proporcionar asistencia financiera a los que viven con incontinencia permanente y grave. Una vez que cumplen con los requisitos, las personas con incontinencia pueden recibir un pago anual, efectuado a través de Medicare, para que puedan adquirir los productos. Asimismo, los estados y territorios individuales de Australia también ofrecen programas de asistencia financiera similares al CAPS, pero los requisitos, el nivel de cobertura y la financiación tienen a variar.

En términos de la evolución para el futuro, en general la tendencia en las regiones desarrolladas se dirige a reducir los déficits y a mirar más de cerca el gasto en cobertura de salud. A menos que se ejerza más presión, es probable que los productos absorbentes para la incontinencia en adultos sigan siendo considerados de menor prioridad en comparación con otras afecciones de salud.

Si miramos hacia los países en vías de desarrollo, donde los sistemas de salud aún están creciendo, la atención para la incontinencia no es un área de interés prioritaria. Sin embargo, el gobierno brasilero incluye productos para la incontinencia en su lista de medicamentos y dispositivos que pueden acceder a un reembolso parcial solo para los adultos mayores (con limitaciones para las recetas y suministrados por farmacias autorizadas).

Si bien es posible que en este momento la incontinencia no sea una prioridad fundamental para muchos gobiernos, sí reconocen la importancia de concientizar acerca de la afección. 

Concientizar para lograr mejoras 

A diferencia de los padres, quienes pueden estimar a grandes rasgos la cantidad de pañales que usarán sus bebés desde el nacimiento hasta que sepan ir al baño solos, calcular la cantidad y el costo de los productos para la incontinencia en adultos es algo mucho más complejo. La incontinencia en adultos es una afección continua que puede durar meses, años e, incluso, décadas. Debido a la incertidumbre en torno a la duración de uso y la frecuencia con la que los productos deben cambiarse, algunas personas que padecen la afección corren el riesgo de comprar productos de mala calidad y que resulten deficientes para atender a sus necesidades. Si bien este método se emplea para ahorrar dinero, puede en realidad significar un costo considerable. Por ejemplo:

Un adulto mayor que percibe un ingreso fijo puede utilizar un producto de bajo costo que no proporciona una absorción adecuada para su tipo de incontinencia. Si esta persona tiene dificultades para cambiarse los productos manchados porque ha perdido la fuerza debido al envejecimiento natural o la artritis, puede correr el riesgo de desarrollar irritaciones de la piel e infecciones. El problema de falta de control de la vejiga o el intestino de la persona, y su incapacidad de ocuparse fácilmente de su incontinencia o de ocultarla, pueden tener un impacto negativo en el bienestar emocional de esa persona. Como consecuencia, pueden surgir preocupaciones en torno a la pérdida de la dignidad y la autoestima.

Para ayudar a proteger a los ciudadanos de la tercera edad de esta cadena de reacciones, muchos gobiernos se están asociando con fabricantes y grupos respetados de apoyo al consumidor para establecer y promover pautas de salud, herramientas y recursos. Los grupos de concientización destacados incluyen, entre otros: 

A través de las iniciativas de concientización, los gobiernos también pueden aumentar la visibilidad de la incontinencia y ayudar a cambiar la forma en que la gente percibe a la afección en general.

¡TENEMOS MÁS INFORMACIÓN PARA COMPARTIR! SOLICITE UNA REUNIÓN PARA HABLAR SOBRE LA INCONTINENCIA EN ADULTOS CON UN EXPERTO EN ADHESIVOS PARA PRODUCTOS DE HIGIENE DESECHABLES DE BOSTIK.

Hablemos

Descubre más sobre nuestros Adhesivos Higiene desechable

Adhesivos para incontinencia en adultos

Adhesivos para adultos y cuidado personal

Más información

Más información sobre Soluciones de Bostik en higiene femenina

Haga clic aquí

back to top